Mentirosos patológicos

Posted by Katheine Esquía on Ago 23, 2009 in Personal, Reflexiones |

Mi sobrinita, Daniela (mi tierno pollito), tiene dos años y se ha vuelto es una pequeña máquina de manipulación. Basta un grito suyo para que todo el mundo corra a su alrededor. Es que es demasiado hermosa y tierna.

Pollito hermoso

Un de las características que he podido distinguir en su ya peculiar carácter es que la pequeña no sabe mentir, cada vez que lo hace se ríe en exceso, cosa que por cierto la delata.

Me pregunto cuántas veces habré hecho uso de las mentiras para salir airosa de algún problema o salirme con la mía. Soy consciente que durante mi vida escolar he mentido en varias oportunidades, por ejemplo la típica mentira de “estoy con mi periodo” para no hacer educación física (en mi época hacíamos gimnasia en taburete o viga de equilibrio), o un “ya hice mi tarea” a mi mamá para que dejara de preguntar por lo mismo, o quizá un “no sé la respuesta” para evitar soplar durante el examen.

La peor mentira en mi vida escolar consistió en cambiar la portada y carátula del cuaderno de Educación Familiar para hacer creer a la profesora que ya había revisado mi tarea. Cosa de la que por cierto ahora me arrepiento. Y es que cuando uno crece se da cuenta de que las mentiras son algo negativo.

Por otro lado, tenemos a las casi mentiras, aquella afirmaciones que hacemos por malos entendidos, o peor aún aquella información que manipulamos para hacer quedar mal a otra persona y vernos investidos con el aura de héroe o heroína, escondiendo en lo más profundo las intenciones que nos hacen actuar de una manera o de otra. Son de estas mentiras de las que quiero comentar.

Hace más de una hora me acusaron de manipuladora y de manera indirecta de mentirosa, por un post que publiqué y que luego de ser revisado minuciosamente, veo que es inofensivo. Manipuladora porque cambio la verdad a mi antojo y porque busco destruir reputaciones, supuestamente.

No recuerdo qué evento motivo a que decidiera dejar de decir mentiras y decir siempre la verdad. Motivo por el cual, es cierto, he tenido algunos problemas. Y es que a nadie le gusta que le digan su verdad y menos en su cara.

Mi inofensivo post se supone puede traer serias consecuencias e incluso el individuo este, jura tener el poder para hacer cerrar mi blog para siempre (acabo de recordar que mi blog está en un servidor de pago en Colombia, por lo que este cierre intempestivo es imposible ), pero la verdad es que poner nombre a aquellos de quienes opinas puede generar algunos problemas, sobre todo a aquellos que intentan mantener una reputación intachable, claro ejemplo de eso es nuestro barrigudo Presidente de la República.

El título de este blog es Reflexiones interiores, porque es lo que necesito hacer, reflexionar sobre las cosas que me pasan, sean buenas o algunas malas, sin embargo quienes han conversado conmigo saben que no miento, saben también que no hablo mal de otros (porque todo en este mundo regresa y golpea contra tu propia cara), saben también de que si bien es cierto soy explosiva y arrogante  me esfuerzo por ser una buena persona, incapaz de llamar a una ex y decirle por internet que lo del niño en espera es una mentira, cuando es verdad (supuestamente). Jamás negaría un hijo.

Y si bien es cierto que en algún momento de cólera excesiva deseé que la gente que me hizo daño sufriera de una forma u otra, les deseo paz y felicidad en la actualidad, y para eso no tengo que intentar confundir o amedrentar a una persona mayor (decirle a mi madre que mi vida estaba en peligro, fue un exceso).

La felicidad de otros no me hace infeliz, porque yo no creo que “la felicidad apesté” (como me lo mencionó alguien alguna vez) sino que la felicidad se debe contagiar, al menos la alegría. Me siento contenta con las cosas que estoy haciendo en la actualidad, y si bien no muy satisfecha de cómo se van realizando otras, sé que todo a futuro será mucho mejor.

Por el momento no requiero de un Pepe grillo que funja de conciencia, la mía aún está en uso, algo gastadita pero útil.

Gran nariz, gran mentiroso.

Gran nariz, gran mentiroso.

Etiquetas: , , , ,

Reply