MADRE VALIENTE

Posted by Katheine Esquía on dic 10, 2013 in Amistad, Familia, Hija(o), Madres |

Es tan difícil encerrar en una frase todo lo que quisiera poder decir sobre la persona a la que le dedico este post, que solo se me ocurrió decirle MADRE VALIENTE.

Cada vez que la oía hablar de su hijo se le iluminaba el rostro, era como si la fuerza misma del amor la hiciera brillar y esto no tiene nada que ver con su personalidad amigable, sonriente y su siempre buen sentido del humor, ella brillaba porque hablaba de lo que más ama en este mundo: SU HIJO.

La enfermedad que tuvo que enfrentar con él, cómo estuvo al lado de su pequeño (que ahora tiene más de 20), llenándolo de ánimo, cubriéndolo con su amor, dándole esperanzas (aunque sola, lloraba desconsolada y en silencio), cada vez que tuvo que dar todo de sí para ver sonreír a su hijo, cada palabra de aliento, cada mirada, toda su energía vital… Todo esto, que incluso asegura es insuficiente, me hace confirmar que, Martita, eres no solo una gran mujer, sino también una espectacular madre y te admiro y respeto mucho por eso, aunque, a veces, solo a veces, eso no se note.

Sé que en este momento estás pasando un momento difícil y sé también que Diosito te brinda día a día fuerzas para seguir adelante, para sonreír frente a tu hijo, aunque por dentro llores. Eres una madre valiente, una madre coraje, la columna vertebral de tu familia, la fuerza que hace que todos sigan adelante. Estoy segura de que tu pequeño saldrá pronto de esta y que tú volverás a sonreír como antes.

Quisiera decirte estas palabra de frente, pero la verdad es que me expreso mejor por escrito y porque además de darte ánimos, quisiera pedirle a todos los que pasan por esta humilde blog y que leen este escrito, que se tomen un par de segundos para pedirle a Diosito por la salud de Bryan, el hijo de Martita.

El amor y la solidaridad todo lo pueden Marta y tu amor de madre incondicional salvará nuevamente a tu “pequeño”.

Cuando estaba en Arequipa, me acordé de ti al ver esta imagen de una escultura de Miguel Ángel. Porque así estás tú, abrazando y cuidando a cada miembro de tu familia que sufre. Nuevamente, eres una gran mujer y te respeto mucho mucho por eso.

la-piedad-de-miguel-angel-22

Miles de bendiciones, Martita. Sé que Dios está contigo en este momento más que nunca, así como todos los que te quieren.

Espero verte pronto para darte un gran abrazo, para que me cuentes de tu hijo y tus nietecitos… Para verte brillar… Amén.

Etiquetas: , ,

Reply