Aunque un poco tarde, vale la pena hacerlo: Balance 2009.

Posted by Katheine Esquía on Ene 12, 2010 in Alumnos, Amistad, Familia, Personal, Recuerdos, Reflexiones |

Hoy me he dado cuenta de que hace exactamente 30 días que no escribo nada. No escribí por Navidad ni por el Año Nuevo, y no fue porque no quisiera, fue cuestión de tiempo y no voy mentir, de inspiración.

Hubo días en los que me senté frente a la computadora con la firme decisión de escribir, pero no sabía qué, lo mismo me pasó hoy y entre tanta tribulación y confusión decidí empezar este 2010 agradeciendo el excelente 2009 que me tocó vivir.

El 2009 fue un buen año, más que bueno, fue excelente. Pasaron cosas grandiosas que agradeceré en el alma, pero pasaron otras que prefiero olvidar, sin embargo me quedo con lo mejor y espero que este 2010, año en el que cumplo 30 (OMG) sea igual o mejor… Que sea maravilloso.

Empecé el 2009 comiendo mis 12 uvas y siempre asegurando que sería mejor que el 2008, año en el que dejé ir a mi primera promoción y conocí parte de la Selva del Perú, año en el que aprendí cosas nuevas y en el que dejé otras, como el inglés. Esas doce uvas fueron el inicio de mi 2009.

En el mes de febrero viajé a Tingo María para que mi madre conociera la Selva que tanto le encanta. Fue un viaje tan divertido y me gustó tanto la aventura que me regaló este maravilloso lugar que decididamente volveré. Se supone que en julio de este año.

Catarata las ninfas

En febrero también se me presentaron varias oportunidades laborales, pero opté por una que me dejó mucho, mucho bueno y mucho malo. En marzo empezó el colegio y con ello una serie de eventos que desencadenaron mi risa y mi estrés.

En marzo regresé, luego de dos años, al gimnasio porque este año no permitiría que el estrés acabara conmigo. Sin embargo el gimnasio generó un problema de frustración con el maravilloso step, objeto que estoy aprendiendo a dominar poco a poco.

En mayo cumplí 29 años y me decidí a viajar a Cusco antes de cumplir 30. Ni imaginaba que esa visita se adelantaría tanto. Este mes también recuperé a una amiga con la que este año hemos compartido mucho. Ella sabe que se le quiere y harto.

DSC02916

Entre junio y julio tuve vacaciones por una gripe, la AH1N1. Todos los colegios paralizaron y se arruinó mi viaje de promoción. En estos días busqué a mis compañeras de colegio y ubiqué a varias. Finalmente tuvimos el ansiado reencuentro. Espero que no nos perdamos más.

escanear0003

Fue en estos días, también, que empecé a crear y producto eso nació Aula de lenguaje. Proyecto que me llena de orgullo. Por insistencia de mi amiga Dally lo presenté a un concurso y resultó que gané.

Algo malo que sucedió entre estos días fue la reaparición de FAMCD (con sus tres nombres y dos apellidos). Con amenazas más y amenazas menos, sobreviví a esto.

En setiembre se lleva a cabo la premiación del concurso Maestro digital y resulto ganadora en dos categorías. El dinero me sirvió para hacer todos los pagos para mi licenciatura, además de mis 15 minutos de fama, con artículos en diarios y en Canal N… ¡Qué roche!

Octubre llegó místico y grandioso, aquí me llevaron de viaje a Cusco. ¡Qué hermoso lugar! Qué feliz me sentí de ser peruana… Me enamoré de Cusco y prometí volver, pero vía los Caminos del Inca.

DSC02361

Noviembre se volvió lúgubre, con una serie de hechos que me llevaron a ver que es cierto que el celo profesional existe, pero que este combinado con el afán de hacerte difícil la existencia, te puede lastimar. Me culparon de un video que nunca publiqué, lanzaron mis cosas a la basura, me ponían trabas para usar el auditorio, me culparon de no cerrar este como era debido, etc. Si a eso se agrega los arranques berrinchosos de la que fuera una de mis mejores alumnas y la pésima actitud del ente disociador, todo hizo que noviembre se convirtiera en un verdadero infierno y que las ganas de terminar el año aumentaran a mil. Gracias a la Municipalidad de Los Olivos vi un rayito de luz, ya que dieron un premio a mi trabajo en una ceremonia a la que no asistí porque en el amable colegio donde trabajaba, nunca me avisaron.

Llegó diciembre y las ganas de ser libre me invadían. Vi partir a dos promociones, cosa que me dio mucha tristeza, porque se me iban alumnos a los que quiero con el alma… Y de eso hablaré en otro post.

DSC03531

DSC03516

En diciembre también me di cuenta de que la gente muestra y ve solo lo que quiere o conviene. Y de que una persona puede ser maravillosa conmigo, pero esa no es una regla universal. Me convenzo de cosas que no debo, será porque a veces preferimos engañarnos para sentirnos felices. Me di cuenta también de que no estoy libre de los celos, cosa de la que hablaré en otro post.

Los últimos segundos del año volví a comer mis 12 uvas, con la tímida convicción de que este será un año mejor. Necesito creérmelo y convencerme de ello. ¡Ojalá que pueda!

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Comments

Leslie
Ene 15, 2010 at 9:28 PM

VAYA AÑO…ALGO DE BUENO Y ALGO DE MALO COMO EN TODOS NOSOTROS. Y GRACIAS A LOS “QUINCE MINUTOS DE FAMA” QUE ARROCHARÍAN A CUALQUIERA, FUE QUE PUDE CONOCER SU TRABAJO Y LA VEZ SE LO DI A CONOCER A OTRAS COLEGAS A LAS QUE TAMBIÉN LES PARECIÓ INTERESANTE. CREO QUE BIEN VALIÓ EL ROCHE JEJE. BENDICIONES PARA EL 2010.

Kathy dice: Muchas gracias y yo también espero que este 2010 nos vaya mejor a TODOS…


 
Dally
Ene 20, 2010 at 11:35 AM

Qué bonito año, así es la vida, está llena de matices. Las cosas no son como queremos, al menos no su mayor parte, y eso, simplemente, hay que aceptarlo para poder vivir sin frustraciones.
La vida, como todo, tiene dos caras: una linda, preciosa, bella; y otra fea, horrenda, asquerosa… y sabemos que es así, y aceptamos lo lindo con alegría y lo feo con su tristeza, todo está bien; porque si el rato feliz es brve y lo atesoramos; el rato triste es breve y lo borramos.
 
Kathy dice: En eso tienes toda la razón del mundo. Toda la razón… ¡Abrazote!


 

Reply