0

¿Inteligente? ¿En serio..?

Posted by Katheine Esquía on abr 24, 2016 in Reflexiones

Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas tienen más probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida, y de dominar los hábitos mentales que favorezcan su propia productividad.

David Goleman

Me considero una persona inteligente, en el más sencillo concepto que se tiene de inteligencia (capacidad para resolver problemas), a estos puedo añadir otras habilidades como la del aprendizaje veloz ante un nuevo reto, lo cual podría ser una consecuencia de mi perfeccionismo latente.

Como mujer inteligente, puedo darme cuenta también de que en una sociedad tan “conservadora” (por no decir “cucufata”) como la nuestra, que salgamos a decir abiertamente qué somos, es considerado poco humilde y hasta arrogante. ¿Por qué debemos esperar que alguien nos diga lo que somos y asumirlo como cierto? ¿Por qué si decimos que somos inteligentes abiertamente genera rostros de desaprobación?

Me considero una persona inteligente, pero, me he visto limitada por mi falta de manejo de emociones. Cosa en lo que trabajo todos los días y sí que cuesta. Recuerdo que empecé a escribir este blog, justo como una forma de liberar mis demonios interiores y decir aquello que se me atoraba en la garganta en nombre de la “inteligencia emocional”. He tenido avances, sigo en el camino, pero creo que jamás seré una persona que diga amablemente las cosas, ante personas que fallan una y otra vez (cuando no deberían hacerlo). Tampoco que mi tono de voz ayude mucho, ya que mi tono grave conjugado con mis expresiones no verbales que emiten mensajes tipo “eres un imbécil”, hacen que modular mi voz y forzarme a ponerla dulce, suene espeluznante.

Pero la realidad es que no reconoces el valor de la inteligencia emocional, hasta que te encuentras con personas que no la tienen (en lo absoluto), si bien en el fondo agradeces no ser el caso psicológico más grabe de tu entorno, obviamente te genera un proceso de autoreflexión y autoevaluación.

La mayoría de personas tenemos taras emocionales (lastimosamente, no todos vivimos en un entorno similar al de la familia Ingalls),  pero llegada la adultez, está en nosotros tomar las riendas de nuestras emociones y asumir que podemos controlarlas. Todo es cuestión de decisión y si requerimos a un especialista, entonces, lo buscamos. Pero mantenernos en el lodazal de nuestras miserias, no es solo señal de estupidez, sino de crueldad… Y a veces, todo en nombre de la inteligencia o del poder.

8cbc9-carascaras

No eres inteligente…

  • si para demostrarlo debes hacer ver a tus colegas, compañeros, amigos como inferiores a ti y tienes expresiones del tipo “no están a mi nivel”.
  • si para sentirte bien debes humillar a quienes te atienden y los tratas de ignorantes, tal vez, no hayan tenido las mismas facilidades de formación que tú.
  • si abusas de tu poder para imponerte ante los demás, ignorándolos y a veces humillándolos.
  • si antes la intervención de uno u otro, pones cara de desaprobación o cara de “calla idiota”, te ríes ruidosamente o simplemente lo ignoras.
  • si no reconoces el valor e importancia de los demás.
  • si no reconoces que le debes respeto a las personas mayores a ti.
  • si enarbolando la bandera de la sinceridad, gritas, ofendes, agravias, disminuyes, etc.
  • si consideras que tu punto de vista y manera de hacer las cosas es el único válido y confiable.
  • si distorsionas la verdad de los hechos para quedar como la víctima, lloriqueando por todos lados esperando que te diga “pobrecit@”.
  • si debes emplear las redes sociales para burlarte de los demás con indirectas que tienen nombre y apellido.

Si bien la inteligencia en una persona se evidencia de manera inmediata, la carencia de inteligencia emocional se evidencia aún más.

Quienes tenemos taras que han acrecentado nuestra falta de manejo emocional, nos dejamos cegar por el orgullo, la falta de empatía y reconocimiento del valor del prójimo, tendremos problemas siempre, a donde sea que vayamos, con quienes sea que nos encontremos… Quizá podamos disfrazarlo por un tiempo, quizá nos encontremos con quienes nos acepten por otro, pero al final, si no trabajamos en ellos, nos encontraremos que nuestros demonios terminarán por consumirnos a nosotros mismos.

Tengo 35 años, me considero una mujer inteligente, pero aún debo seguir trabajando en mi inteligencia emocional, así que podría decir que más allá de que me considere inteligente, aún no lo soy, totalmente.

¿Y tú eres inteligente? ¿En serio?

Recomiendo leer: http://befullness.com/habitos-personas-alta-inteligencia-emocional/

Etiquetas: , ,

 
0

El TDAH de Daniela

Posted by Katheine Esquía on jun 29, 2015 in Familia, Hija(o)

Mi Daniela ya tiene 7 años y tiene TDAH. Le diagnosticaron este trastorno a los 5 años, cuando a causa de que se escapaba del aula de inicial para ir a recorrer las instalaciones de su colegio, mentía en el kioskito y nunca estaba quieta, su profesora nos pidió evaluarla con un psicólogo.

En un primer momento pensamos que todos los problemas familiares que aquejaban a su nuestra disfuncional familia, nos estaban pasando factura con ella; sin embargo, las evaluaciones psicológicas que le hicieron, demostraron que además de los problemas de ansiedad, tenía TDAH. Desde ese momento empezaron las idas y venidas con Daniela.

No quisiera entrar en detalle de lo que están haciendo mal y lo que están haciendo bien con Daniela, pues es su madre quien decide sobre todas las acciones que se ejecutan con ella, pero quisiera compartir con quienes lean esto, algunas reflexiones que esta experiencia me ha dejado.

Los niños con TDAH son como un río desbordado que viaja a gran velocidad, pero sin rumbo; es deber de quienes los rodean, construirles el camino y encausarlos. Una familia desordenada, sin organización ni jerarquías definidas, jamás podrán hacer esto. Lo mismo ocurre en la escuela.

Daniela tiene TDAH y tiene una conducta desafiante oposicionista, por lo que, cree siempre tener la razón, levanta la voz, se enoja, no reconoce la autoridad y si no quiere hacer algo y quieren obligarla, les espera un gran trabajo, pues ella no cede con facilidad. No es una niña agresiva, es tosca. No es una niña mala, es muy cariñosa, pero no mide sus fuerzas, por lo que podría hacer daño a alguien mucho más débil y pequeño que ella y por su mismo trastorno, es propensa a golpear y golpearse mientras correo, salta o se mueve sin control.

En la escuela no le va bien, pues si bien su colegio tiene un grupo pequeño de alumnos, el sistema tradicional que trabajan (aunque me lo hayan negado en reiteradas oportunidades), hace que pasado el mediodía, ella haya llegado al límite de su aburrimiento y por más que tome su medicación, se niega a escribir o mirar la pizarra. Sobre todo si se trata de Matemática, pues, además de todo, tiene discalculia y detesta el curso. Read more…

Etiquetas: , ,

 
0

Con voz, pero sin habla

Posted by Katheine Esquía on may 31, 2015 in Educación

Hoy cumplo 35 años y si bien debiera escribir sobre reflexiones a la mitad del camino de mi vida, quiero escribir sobre un tema, que en este año en particular, me ha sensibilizado en extremo.

Gracias al curso de Neuropsicología que llevo como parte de la maestría que vengo cursando, mi profesora, la Dra. Rado nos presentó a dos pacientes: Santiago y don Julio. Ambos están casados, tienen hijos; ambos trabajaban para salir adelante; ambos llevaban vidas normales hasta que su cerebro se vio lastimado por diferentes motivos. Ambos tiene afasia.

Santiago, procedente de Huaraz,  era joyero. Un día viajando al norte, el bus en el que se trasladaba se accidentó y el quedó inconsciente, a causa del trauma encéfalo craneano que sufrió. Cuando despertó tenía una placa de metal y 50 puntos en el lado derecho de su cerebro. Estaba vivo, pero no podía hablar. Fue un momento aterrador para él.  El trauma que sufrió Santiago afectó el centro del lenguaje, que en la mayoría de nosotros se encuentra en nuestro lóbulo izquierdo, pero en Santiago este se encuentra en el lado contrario; por eso es que el trauma afectó directamente su producción. Con terapia de por medio, Santiago ya puede hablar, pero no estructura bien sus expresiones, no conecta las palabras. Ha tenido que aprender a escribir, a hablar y con más terapia podría mejorar su capacidad expresiva; sin embargo, no volverá a trabajar como joyero, pues el lado izquierdo de su cuerpo ha dejado secuelas en su pierna, brazo y mano, lo que para una persona zurda lo imposibilita de cualquier actividad. Read more…

Etiquetas: , , , , , , ,

 
0

Empujar hasta el límite

Posted by Katheine Esquía on abr 12, 2015 in Sin categoría

“No hay dos palabras más dañinas en el español que BUEN TRABAJO” (Terence Fletcher – Whiplash).

Hace un par de días vi Whiplash, después de que una querida amiga me hiciera prometer que la vería, pues estaba segura que me gustaría. No se equivocó. No pasaron ni 15 minutos para estar totalmente de acuerdo con el Óscar ganado por J.K. Simmons. Una gran historia, por lo que les recomiendo verla.

Algo que me gustó mucho es que me hizo analizar el rol que tenemos aquellos que formamos personas, aquellos que nos dedicamos de una u otro manera a la docencia.

Siempre me he considerado una maestra exigente, pues me opongo a aceptar la mediocridad, pero he sido condescendiente con quien lo necesitaba e incluso hasta un nivel casi maternal.

El personaje de Simmons expresa una filosofía de excelencia que ha llamado profundamente mi atención y ha hecho que me analice a mí misma, como estudiante. ¿Es que acaso no nos enseña más quien nos exige al máximo? ¿No extraemos lo mejor de nosotros mismos cuando nos encontramos sin salida? “Presiono a a gente más allá de lo que se espera de ella”, dice Terence Fletcher, un maestro tan temido como requerido, quien está convencido de que el verdadero talento no se dará por vencido nunca y buscará la perfección, aun a costa del daño personal, lo que se evidencia en la relación con su pupilo, quien no se detendrá aunque le sangren las manos. Una relación medio sádica, pero llena de respeto y admiración, mutua. Read more…

Etiquetas: , , ,

 
0

Boicoteo emocional

Posted by Katheine Esquía on oct 12, 2014 in Educación, Hija(o)

La opinión de los demás sobre ti no tiene que volverse tu realidad.

Desde pequeños pasamos gran parte del tiempo escuchando aquello que hacemos mal : si duermes mucho, eres ocioso; si tomas más tiempo del programado en hacer una u otra cosa, eres lento; si cometes un error, eres torpe; si preguntas el porqué de algunas afirmaciones, eres malcriado y si desarmar las cosas, un destructor. Así, nos pasamos el mejor momento de aprendizaje que tenemos en nuestra vida, aprendiendo que somos unos buenos para nada y que no merecemos reconocimiento por todo lo bueno que hacemos, pues los errores pesan mucho más; y como es lógico, nos pasamos la vida buscando el reconocimiento de quienes nos convencieron que no lo merecíamos, por diversos motivos, algunos más dañinos que otros. Read more…

Etiquetas: ,

 
0

Diario Miriada 1

Posted by Katheine Esquía on sep 21, 2014 in Educación

Hace una semana empecé un curso de autocouching y me piden que realice un portafolio a modo de diario, y decidí compartirlo por este medio…

Para mí, la felicidad es un estadio relativamente permanente de tranquilidad y serenidad, tras sentirme realizada con aquello que es importante en mi vida: mi trabajo y las personas que amo.

Piensa en ti: ¿alguna crisis o necesidad de cambiar o mejorar algo en tu vida?

Definitivamente, debo cambiar mi manera de interactuar con los demás desvinculando cualquier bloqueo emocional personal que genere dificultades. Debo aprender a expresar afecto y serenidad con quienes laboro y para ello necesito cambiar algunas situaciones personales vinculados con mi familia; pero, es una decisión que no me animo a tomar.

¿Cómo eres cuando hay que tomar decisiones: LUCHAS O HUYES?

Lucho, siempre lucho… Creo que ese es otro problema.

Etiquetas: ,

 
0

¿Lo ves?

Posted by Katheine Esquía on jun 10, 2014 in Amor, Depresión

Como nunca, hoy se me dio por escuchar música romántica… Me parece extraño como así, sin motivo aparente, mi ánimo se puso melancólico y me pidió a gritos, música corta venas y la elección para este estado de sufrimiento autoinflingido fue Alejandro Sanz.

Tras pasar por varios de sus éxitos más conocidos como “Y si fuera ella”, “Mi soledad y yo”, “Siempre es de noche”, entre otros; me quedé prendida de una canción que en su momento fue una de mis favoritas: “¿Lo ves?” La letra me parece triste, pero real.

Es posible que cuando uno ama se olvide de sí mismo y pueda incluso mentirse para sentir un poco de alivio y no ver la realidad. A veces queremos convencernos de que es amor, aquello que en el fondo sabemos es fugaz, pues se apoya en una emoción efímera, en la pasión del momento, en una necesidad hormonal; pero a veces, es tan necesario sentirnos amados que, a pesar, de saber que vamos a perder lo damos todo o, al menos, nos convencemos de que es así.

Finalmente, somos solo dos extraños más que van quedándose detrás.

 

Cosas que a una se le ocurren cuando está en la oficina varias horas después de su hora de salida.

 

Etiquetas: ,

 
0

MADRE VALIENTE

Posted by Katheine Esquía on dic 10, 2013 in Amistad, Familia, Hija(o), Madres

Es tan difícil encerrar en una frase todo lo que quisiera poder decir sobre la persona a la que le dedico este post, que solo se me ocurrió decirle MADRE VALIENTE.

Cada vez que la oía hablar de su hijo se le iluminaba el rostro, era como si la fuerza misma del amor la hiciera brillar y esto no tiene nada que ver con su personalidad amigable, sonriente y su siempre buen sentido del humor, ella brillaba porque hablaba de lo que más ama en este mundo: SU HIJO.

La enfermedad que tuvo que enfrentar con él, cómo estuvo al lado de su pequeño (que ahora tiene más de 20), llenándolo de ánimo, cubriéndolo con su amor, dándole esperanzas (aunque sola, lloraba desconsolada y en silencio), cada vez que tuvo que dar todo de sí para ver sonreír a su hijo, cada palabra de aliento, cada mirada, toda su energía vital… Todo esto, que incluso asegura es insuficiente, me hace confirmar que, Martita, eres no solo una gran mujer, sino también una espectacular madre y te admiro y respeto mucho por eso, aunque, a veces, solo a veces, eso no se note. Read more…

Etiquetas: , ,

 
0

¿Quién soy?

Posted by Katheine Esquía on jul 7, 2013 in Amor, Depresión, Mundo de Soltera, Poesía

Hoy me enteré que Altavista, el primer buscador en internet que usé en mi vida (allá por el lejano 1998), va a cerrar y decidí entrar para ver cómo estaba la página y ver si reconocía mi nombre como lo hace Google, y resulta que me lanzó un escrito que había olvidado.

En pleno 2007 pasaba por una relación tormentosa, la que se junto con el encuentro de una persona un tanto indeseable (en ese momento) y los dramas existenciales que me generaron una conocida del Gym (Energym, en ese entonces) que se sentía muy orgullosa de ser tratada como objeto, me llevaron a escribir este “intento de poema”. Aún no empezaba mi blog, no se me había dado por escribir, pero se nota la influencia de la Maria Emilia Cornejo. El texto me ha dejado sin palabras y no solo porque ahora le cambiaría algunos detalles, sino porque me asombra haber sido capaz de escribir algo tan visceral. Es más ni recordaba haberlo escrito. Me desconozco… ¿Quién, rayos, soy? Me desconozco… :O)

Soy un retazo de soledad ignorado en el espacio,

la mujer que nadie toca por no llenarse de barro,

aquella a la que algún día todos desearon,

pero que hoy, repudiada en el tiempo, han olvidado.

Soy la yaga manchada en la conciencia de unos cuantos

el rezago maloliente de una noche cualquiera.

Soy aquella a la que le escupen en la cara

y solo por vergüenza todos la niegan.

Read more…

Etiquetas: , , , , ,

 
0

A mis 33

Posted by Katheine Esquía on jun 16, 2013 in Mundo de Soltera, Reflexiones

A mis treinta y tres años, siento que ya he vivido mucho, y aunque tal vez no sea tanto, todos los hechos acontecidos me han madurado el alma.

He aprendido que la vida está llena de contradicciones y que estas se hacen más evidentes, cuanto más tratan de ocultarse.

He aprendido que existen acciones que no se olvidan con un disculpa, aunque digamos lo contrario, aprovecharemos el menor descuido para recordar faltas pasadas.

Comprendo que la amistad como el amor no se fuerzan, pero que para mantener una relación de esta naturaleza es necesario el compromiso, perseverancia y entrega.

Me ha asombrado lo importante que es para algun@s guardar las apariencias, salvaguardar su imagen; aunque para eso tengan que valerse de mentiras, inventos y dejar los escrúpulos en el saco del olvido y de paso acallar la conciencia.

Me he dado cuenta de que en el fondo TOD@S somos egoístas y que escondemos tras un “piensa lo que quieras”, un “solo me interesa lo que crea yo, yo y yo, y si no te gusta puedes irte a la mierda”.

He aprendido a ser más paciente porque por mi familia necesito serlo, pero me he vuelto más intolerante con las estupidez que genera tanto ocio.

Comprendo ahora lo importante que es la familia y que defectuosa y todo, solo tenemos una; sin embargo, también he comprobado que vivir en familia no significa que esta exista en verdad. Sin compromiso, decisión y honestidad, una promesa tan fuerte como el matrimonio puede dejarse en el olvido.

Me he encontrado en el mundo con personas buenas y malas; pero he comprendido que lo que más abundan son personas que aparentan ser buenas, pero en el fondo son pérfidas, por decirlo menos.

He confirmado que la vanidad es algo tan poderoso que destruye afectos y amistades; pero más peligroso aún es juntar la vanidad con el orgullo, este último dañino, pero necesario.

He dormido en el suelo, he visto miles de estrellas, he caminado alto y me he caído innumerables veces. Me he quedado sin aire, me he perdido en la montaña y llorado de miedo… He aprendido tanto, creí que había perdido mucho, pero en verdad resulta que GANÉ MUCHO MUCHO MÁS.

A mis 33 me siento mejor que nunca y por ahora, sé que todo va a estar bien…

33-candles

Etiquetas: , , , , ,